For Immediate Release: Monday, March 14, 2017

Contact: Michael Soneff (310) 968-5729

Yesterday, the Congressional Budget Office & the Joint Committee on Taxation confirmed that the ACA “repeal and replace” efforts will result in 14 million more people being uninsured next year (2018) under the proposed Republican bill than with Obamacare.  That number will grow to 21 million in 2020 and 24 million in 2026.  These reductions are a result of the changes in Medicaid, and Medicaid expansion in particular.

Under Obamacare, low-income families were provided subsidies, making health care more affordable.  Under the Republican plan, subsidies are tied to a person’s age and not their income. Essentially low-income people, including seniors, are SOL.

Equally troubling is the impact on children.  For the first time in our history, under the Affordable Care Act we had achieved a milestone in getting 96% of our nation’s children insured. This happened primarily because of Medicaid and CHIP (Children’s Health Insurance Program).  With these scrapped, we will go back to 1997 before we cut in half the number of kids without health insurance.

In Congressional District #34, one in four people live in poverty. Worse, 40% of all children in the district live below the poverty line.  These are the people and the children that will be impacted by the Republican proposal expected to be signed by Donald Trump.

As our next Congresswoman, I will stand with you and our families to challenge Donald Trump and the Republican party on yet another violation of basic human rights. Together, we will hold them responsible for the millions that will be denied health care.  Together, we will hold them responsible for the thousands that will suffer from untreated illnesses and diseases.  Together, we will hold them personally responsible for every person and every child that dies because of their disregard for access to health care for poor people.

To read about Violation #1, click here; Violation #2, click here, and Violation #3, click here.

Violación # 4: Negar el cuidado de la salud a nuestros niños, ancianos y familias más pobres

Ayer, la Oficina de Presupuesto del Congreso y el Comité Conjunto de Fiscalidad  confirmaron que los esfuerzos de la ACA “revoque y reemplazar” resultarán en 14 millones más de personas sin seguro el próximo año (2018) bajo el proyecto de ley republicano que con Obamacare. Ese número crecerá a 21 millones en 2020 y 24 millones en 2026. Estas reducciones son el resultado de los cambios en Medicaid, y la expansión de Medicaid en particular.

Bajo Obamacare, las familias de bajos ingresos recibieron subsidios, lo que hizo que la atención de la salud fuera más económica. Bajo el plan republicano, los subsidios están asociados con la edad de una persona y no a sus ingresos. Esencialmente las personas de bajos ingresos, incluyendo personas de la tercera edad, son SOL.

Igualmente preocupante es el impacto en los niños. Por primera vez en nuestra historia, bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, habíamos logrado una meta, en conseguir que el 96% de los niños de nuestra nación estuvieran asegurados. Esto sucedió principalmente debido a Medicaid y CHIP (Programa de Seguro de Salud para Niños). Con estos eliminados, volveremos a 1997 antes de que reducimos en la mitad el número de niños sin seguro de salud.

En el Distrito # 34 del Congreso, una de cada cuatro personas vive en la pobreza. Peor aún, el 40% de todos los niños del distrito viven por debajo del nivel de pobreza. Estas son las personas y los niños que serán afectados por la propuesta republicana que se espera sea firmada por Donald Trump.

Como nuestra próxima congresista, estaré con ustedes y nuestras familias para desafiar a Donald Trump y al Partido Republicano en otra violación de los derechos humanos básicos. Juntos, los mantendremos responsables por los millones a los que se negará la atención médica. Juntos, los mantendremos responsables de los miles que sufrirán de enfermedades y enfermedades no tratadas. Juntos, los mantendremos personalmente responsables por cada persona y cada niño que muera debido a su desatención hacia el acceso y la atención médica para los pobres.